10 marzo, 2021

Banco Santa Fe: Home Banking para agilizar operaciones y ampliar distanciamiento social

Por c1861118

Aunque gestado durante largos años, hoy en día, y en especial en tiempos de Covid-19, acceder a nuestro banco de forma no presencial es más importante que nunca. Por ello, entidades como el Banco Santa Fe ofrecen un servicio integral de Home Banking y Mobile Banking mediante el que realizar todo tipo de operaciones en cualquier momento y en cualquier parte. Una conexión nítida y dotada de grandes ventajas.

Tu banco desde cualquier parte

Además del principal objetivo de salvaguardar nuestro dinero y permitirnos administrarlo según nuestras preferencias, las entidades bancarias deben también guardar una relación especial para con sus clientes. A ese requisito indispensable para establecer una buena sintonía entre ambas partes, se añade la era digital, donde la gestión de nuestras cuentas corrientes ha pasado de ser una actividad limitada a una oficina a haber alcanzado nuestro día a día a través del celular o de la computadora. Algo que, a pesar de haber calado poco a poco en todos nosotros, todavía desconocen algunos clientes a pesar del partido que podemos sacar de ello.

Uno de los más claros ejemplos de dicha gestión lo encontramos en entidades como el Banco Santa Fe, donde su servicio nbsf home banking nos permite acceder a nuestra cuenta mediante Internet. Una solución, cabe decir, que no sólo acelera ciertos trámites gracias a la ubicuidad y la comodidad del acto, sino que, en esta época singular de incertidumbre pandémica y bajo la necesidad de reducir el contacto social al mínimo, resulta incluso más ágil que la asistencia a la oficina convencional. Básicamente, porque conectar con nuestro banco en Internet da cabida tanto a las operaciones más básicas como a soporte telefónico, chat online y mucho más.

Home Banking: gestionando tu cuenta desde casa

En esencia, el Home Banking es un canal de comunicación y gestión entre el cliente y su entidad bancaria a través de la red, basándose en un sistema de cifrado que, por supuesto, protege nuestros datos acotando su lectura a la web de la entidad. Bastando con acceder mediante nuestro nombre de usuario y contraseña, procedimiento que el mismo Banco Santa Fe detalla en su plataforma, ello nos permite realizar todo tipo de operaciones. Desde consultar nuestro saldo, aumentar el límite de extracción de nuestra tarjeta y realizar transferencias hasta solicitar préstamos, pagar impuestos o consultar nuestros gastos. Todo sin salir de casa o de la oficina.

Aunque pueda parecer complejo, la realidad es que cada vez más usuarios, en especial los nativos digitales, hacen uso del Home Banking a diario. La razón es que, a fin de facilitar las operaciones, entidades bancarias como el Banco Santa Fe se sirven de una interfaz de usuario ergonómica e intuitiva, donde cualquier tipo de cliente, independientemente de su edad o de su habilidad como internauta, es capaz de manejarse con suficiente soltura. Asimismo, el Home Banking también tiene una sección dedicada a responder preguntas, tutoriales sobre su mismo uso o, en caso de ser necesario, un canal de comunicación con los técnicos y asistentes de la entidad.

Mobile Banking: tu banco en cualquier momento

En otra instancia, y añadiendo una comodidad superior a la que confiere nuestro PC, el nuevo banco de santa fe red link nos permite conectarnos a nuestra cuenta a través de nuestro celular. El llamado Mobile Banking, como su nombre indica y a diferencia del Home Banking, es poder disponer de nuestro banco en el celular en todo momento, sea cual sea el momento y durante todos los días del año. Utilizando una interfaz muy similar a su modalidad en ordenador, el Mobile Banking es ideal para aquellos instantes donde necesitamos hacer una consulta, administrar una cuenta o realizar un pago con máxima rapidez.

Dado que se trata de una app más en nuestro celular, su manejo, al igual que sucede con la ergonomía de Home Banking, es francamente sencillo. Así como operaremos desde nuestra computadora, basta con acceder mediante nombre de usuario y contraseña a nuestra cuenta para solicitar cualquier tipo de servicio bancario. Bastando con sólo un primer paso, el del primer registro, que como recuerda el Banco Santa Fe deberá efectuarse mediante un Cajero Link o desde la web de la entidad. Además, vincular nuestro smartphone al banco nos otorga una ventaja adicional: recibir avisos directamente en nuestro celular para consultarlos ágil y cómodamente.

Siempre al servicio del cliente

Como se ha mencionado, el acceso a los servicios bancarios a través de Internet es una actividad que lleva años gestándose en la sociedad. De hecho, algunos bancos incentivan su contacto en la red por encima de su asistencia presencial. Un cambio que no sólo permite a la entidad ganar en eficiencia, sino que también nos hace más dueños de nuestra cuenta y, evidentemente, amolda nuestra relación con la entidad como clientes a nuestras propias preferencias personales. Eso, por no mencionar la capacidad de evitar largas colas en la oficina, finiquitar fácilmente operaciones y disponer cada día de asistencia a nuestras consultas.

El Banco Santa Fe añade así en su haber la capacidad de ser ubicuos y accesibles, precisamente, en un tiempo donde guardar las distancias y facilitar cualquier tipo de gestión o trámite se ha convertido en una necesidad básica. Pudiendo contratar seguros, hacer plazos fijos y realizar inversiones y prácticamente cualquier tipo de operación bancaria imaginable. Un ejemplo de la capacidad de adaptación a la realidad que vivimos, frenética y ajustada, donde acceder online a nuestro banco marca una gran diferencia. Porque, a fin de cuentas, una entidad bancaria que se precie, como el Banco Santa Fe, debe estar al servicio del cliente cuando sea necesario.