4 marzo, 2010

Cambiar de banco

Por Cuentas Bancarias

bancos-argentinos1

¿Por qué la gente cambia de banco? Actualmente los bancos no son las entidades que más nos agraden y por ello, hay muchas razones por las que alguien quiera cambiar de banco. Dentro de los principales factores, los siguientes son los que a mi parecer, afectan más a las decisiones:

  • Tasas de interés: no sólo se busca perseguir los mejores tipos. Puede ser que algún banco ofrezca dinero gratis al abrir una cuenta, o un pequeño ahorro extra con una tasa mejor. Estas son todas las situaciones en que el resultado final puede ser la influencia principal.
  • Atención al cliente: el excelente servicio al cliente es muy importante, y hay que estar dispuesto a pagar por ello. Es importante destacar, como anteriormente mencionábamos, los bancos odian a sus clientes. Pero no a todos ellos, las personas con pequeños ahorros le generan “pérdidas de tiempo” ya que ellos piensan en sus propios beneficios y no del país en general.
  • Experiencia e historial: Si uno es habitual en una entidad bancaria, será mejor aceptado a la hora de reclamar por algún problema o solicitar asesoramiento. Si bien no seamos un pez grande, el historial da mucho rédito.
  • Accesibilidad: Para algunos sigue siendo un factor muy importante en la elección de un banco, pero es importante saber que la accesibilidad ya no pasa solo por la cercanía de una sucursal; sino que debemos fijarnos en qué nos ofrece mediante su plataforma de Internet y sus opciones a distancia.
  • Productos: fuera de lo que es el trato personalizado y la raíz social de un banco, los productos son muy importantes. Tener una cuenta en donde nos ofrezcan diversos instrumentos de financiación, tales como préstamos o bien, de inversión como fondos comunes, es algo a tener en cuenta.
  • Beneficios: sin importar tanto las tasas que maneje un banco, debemos mirar qué beneficios o descuentos nos otorga por ejemplo, al realizar compras, o contratar otros productos anexos.
  • Costos: otro de los factores es el de los costos de mantenimiento y administración. Varía según el tipo de cuenta, pero también el tipo de banco. Es algo que debemos tener en vista y adaptar la mejor cuenta a nuestro perfil de consumidor.

Estos puntos son aquellos que más influyen sobre las personas a la hora de seleccionar en qué entidad bancaria depositan su dinero. Sin embargo, hay muchas personas que sólo eligen a través de las tasas sin pensar en el resto.

Mi consejo es que hagamos un paralelo entre los bancos que nos parecen mejores y seleccionemos aquel que cumpla mejor con todos estos puntos, y si se le ocurre algún otro factor, incorpórelo a su comparación.

Imagen: aer.org.ar